Esta semana continuamos desarrollando nuestro tema del mes, anteriormente reflexionamos acerca de que la sexualidad es un don de Dios que incluye distintos aspectos como lo son el comportamiento sexual y nuestro género entre otros. También involucra nuestros valores, actitudes y sentimientos hacia la vida, el amor y las personas que nos rodean.

Memoriza la palabra de Dios – Salmo 51:10

Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, Y renueva un espíritu recto dentro de mí.

Adora al Señor

Este es un buen momento para entrar en un tiempo de adoración personal a través de este canto:

Medita en el tema de hoy: ¿Cómo vivir una vida sexual sana bíblicamente?

En el contexto bíblico, la sexualidad ha sido concebida por Dios a fin de ser una bendición para el género humano como anteriormente vimos en Genesis 1:28.

Debe ser ejercida entre un hombre y una mujer Genesis 2:18-25, y desarrollarse en el contexto del matrimonio, debe haber respeto, fidelidad, amor y consideración para con las necesidades del cónyuge Efesios 5:22-33.

Necesitamos descartar los siguientes mitos o creencias populares sobre la Sexualidad.
Mito 1 – Soy suficientemente adulta o madura para no dejar que me afecte ningún contenido sensual del sistema del mundo del entretenimiento.

Estamos llamados a la santidad en nuestros pensamientos, es necesario vigilar y controlar el uso que hacemos en nuestros momentos a solas, lo que leemos, lo que vemos y las conversaciones que tenemos, es importante elegir pensar y meditar en lo que es verdadero, honesto, justo, puro, amable y de buen nombre y sobre todo cuidar nuestro corazón como nos enseña

Proverbios 4:23-24 –   23 sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque este determina el rumbo de tu vida. 24 evita toda expresión perversa; aléjate de las palabras corruptas.

Mito 2 – Las fantasías y la masturbación no involucran a otros así que no afectan mi relación con Dios.

Todo lo que te esclaviza y te controla, te destruye; porque distorsiona el plan de Dios. Si, lo afectan y deterioran por anticipado tu relación con tu futuro esposo o con tu esposo.

11 Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma…16 como libres, pero no como los que tienen la libertad como pretexto para hacer lo malo, sino como siervos de Dios. 1 Pedro 2:11,16

Mito 3 – Dios es Dios de amor y además nos hizo seres sexuales, está claro que puedo disfrutar de la sexualidad sin restricciones religiosas.

La voluntad de Dios es que sean santos, entonces aléjense de todo pecado sexual. 4 Como resultado cada uno controlará su propio cuerpo[a] y vivirá en santidad y honor, 5 no en pasiones sensuales como viven los paganos, que no conocen a Dios ni sus caminos. 6 nunca hagan daño ni engañen a otro creyente en este asunto… 8 Por lo tanto, todo el que se niega a vivir de acuerdo con estas reglas no desobedece enseñanzas humanas, sino que rechaza a Dios, quien les da el Espíritu Santo. 1 Tesalonicenses 4:3-8

En todo esto hay un llamado divino para mantenernos íntegros en los aspectos de la sexualidad. Dios no solo requiere que domines tus pensamientos, sino también tus pasiones y afectos.

Reflexionemos
  1. ¿De qué manera debemos comportarnos ante la sexualidad?
  2. ¿Qué cuidados debemos tener para disfrutar de la sexualidad desde una perspectiva divina?
Oremos juntas

Señor mi Dios, este día te pido perdón por mis pensamientos y acciones que no te han honrado, te pido que limpies mi conciencia y me libres de la culpa y la vergüenza, restaura mi pureza y dignidad, sostenme con tu amor perfecto y dame la fortaleza para apartar todo obstáculo que me impida alcanzar la santidad y lléname de esperanza de saber que tu Señor lo harás posible, te rindo mi sexualidad a ti, quiero ver propósitos eternos cumplirse en mi vida, amén.

Conéctate con Nosotros
Recientes
Comparte este devocional
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn