Los últimos meses hemos hablado sobre la autoestima y la importancia del amor propio. Sin embargo, un punto que también se debe tomar en cuenta es conocernos a nosotras mismas, hacer un poco de introspección para saber qué áreas de nuestra vida debemos potenciar y mejorar.

Memoriza la palabra de Dios – Salmos 119:59 (DHH)

Me puse a pensar en mi conducta, y volví a obedecer tus mandatos.

Adora al Señor

Medite en esta alabanza y conecte su espíritu con Dios.

Medite en el tema de hoy: Escudriñando mi interior

Sabía usted que lo que mostramos en nuestro día a día, nuestro accionar y forma de expresarnos es el reflejo de como estamos en el interior. Dice la Biblia, en Lucas 6:45 “El hombre bueno dice cosas buenas porque el bien está en su corazón, y el hombre malo dice cosas malas porque el mal está en su corazón. Pues de lo que abunda en su corazón habla su boca”.

Y con este versículo la idea no es sentirnos que somos una mala persona por el mal actuar de algunas ocasiones, sino que podamos reflexionar sobre qué estamos haciendo, qué estamos mostrando al mundo. ¿Estamos siendo mujeres de fe? ¿Estamos todo el tiempo amargadas o alegres? ¿Somos pacientes o todo nos molesta? Hay en realidad muchas preguntas que podemos hacer al respecto; y en diferentes áreas de nuestra vida.

El propósito del devocional de hoy es poder comprender cómo interiorizar para que podamos conocernos un poco mejor, que podamos escudriñar lo que hay en nuestro corazón y en nuestra mente. Ya que de esto dependerá algunas decisiones que tomemos en nuestro diario vivir, existen cuatro formas en que podemos lo que pasa con nosotras mismas, en esta ocasión le estaremos compartiendo dos de ellas. Tome nota e intente hacerlo, verá que le será de utilidad.

1/ Ver similitudes

No se si ya ha escuchado de esto, pero una de las formas en que podemos vernos a nosotras mismas es a través de lo que observamos en los demás o situaciones externas y que muchas veces no nos gusta. Esta es una teoría de la técnica del espejo, en la que se dice que cuando algo nos molesta de una situación es en realidad una parte nuestra que no queremos ver, una parte oscura como una sombra, algo que no deseamos aceptar, y aunque nos resistimos, persiste.

Analice que cosas de sus padres, de su novio, de su esposo, de sus hermanos o hermanas, primos amigos, que de todo lo que observó tiene en común y respóndase qué es exactamente lo que le está doliendo de la otra persona y luego reflexiona si usted se comporta de igual manera en otras situaciones. Cuando lo observe claramente, esa parte de usted dejará de luchar contra su propia sombra y precisamente eso será lo que le ayude a cambiar lo que no le guste. Aunque parezca contradictorio, sin aceptación no hay transformación posible.

2/ El lado opuesto

Esta es otro de los métodos en los que podemos ver nuestro yo interior, para esto puede observar cuando le perturba tener delante una persona que es todo lo contrario a usted. Si es una persona ordenada no soporta el desorden. Si ve en los demás que son mentirosos o pocos sinceros, puede ser que usted dice la verdad sin amor y de una forma grosera. O alguien es demasiado extrovertida y le muestra que usted es súper tímida.

Esta forma de conocernos le ayudará a busca el equilibrio. Si es una persona muy rígida se situará en un extremo y desequilibrará la balanza, sin embargo, puede equilibrarse siendo un poco más comprensible y no tan dura consigo misma, a la hora de querer tenerlo todo ordenado o bajo control. Es un buen momento para pensar ¿Qué es lo que está exigiendo? ¿Realmente es tan necesario? De esta forma podrá encontrar un punto medio en cualquier situación que la desequilibra.

Reflexionemos:
  • ¿Me conozco lo suficiente como para tener una vida en equilibrio?
  • ¿He visto cosas mías reflejadas en los demás, que no me gustan? ¿qué voy hacer para cambiarlo?
Oremos juntas

Señor, sé que jamás seré una mujer perfecta, mi anhelo es realmente ser una mujer conforme a tu corazón. Ayúdame a ver más mi interior emocional, mentar y espiritual, quiero reconocer en qué estoy mal para poder cada día agradarte a ti. Trae a mi memoria esas cosas que debo mejorar, y dame las herramientas necesarias para salir delante de mi situación.

Conéctate con Nosotros
Recientes
Comparte este devocional
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn