El tema de este mes es una invitación, una promesa de Dios, una puerta que se abre ante nuestros ojos, una oportunidad, un desafío, un llamado…. No te desalientes, no te limites, no te angusties, no temas, ¡Florece en la Adversidad! Es como un susurro en tu oído, un susurro de Dios que te da esperanza…

Memoriza la Palabra de Dios: Salmo 92:12 TLA

Dios nuestro, en tu presencia la gente buena crece y prospera como palmeras bien plantadas, ¡como los cedros del Líbano! 

¡Guarda en tu corazón este pasaje!

Adora al Señor

Este es un buen momento para entrar en un tiempo de adoración personal a través de este canto

¿Cómo Florecer en la adversidad?

La primera forma de florecer en los momentos más difíciles es inequívocamente vivir:

A. Sumergidas en la Presencia de Dios.

Vivir sumergidas en Él implica tres acciones de fe: comunión, obediencia y confianza. En el devocional de hoy reflexionaremos sobre la primera de estas acciones que nos llevan a vivir sumergidas en Su presencia para prosperar y crecer aún en la adversidad.

Comunión

Primero, lo primero… La respuesta a nuestras preguntas y problemas no está en quienes somos nosotros, ¡si no en quien es Dios!

¿Quién es Dios para ti? ¡La respuesta a esta pregunta hará la diferencia!

Dios nos ha dado un hijo: a ese niño se le ha dado el poder de gobernar; y se le darán estos nombres: Consejero admirable, Dios invencible, Padre eterno, Príncipe de paz… Esto lo hará el Dios todopoderoso por el gran amor que nos tiene. Isaías 9:6-7

Al vivir en comunión con Dios, en oración y conociéndole por Su Palabra, podremos experimentar cada uno de sus nombres. Dios nos ha dado a su hijo quien tiene todo poder y autoridad sobre este mundo, para que le conozcamos en toda su gloria.

Dios nuestro, en tu presencia la gente buena crece y prospera como palmeras bien plantadas, ¡como los cedros del Líbano! Salmo 92:12 TLA

De este verso bíblico entendemos que cuando aprendemos a depender de Dios para cada asunto de nuestra vida y a disfrutar de su compañía logramos florecer (crecer y prosperar) como palmeras en el desierto. Esta comparación es importante para nosotras hoy más que nunca.

La palmera tiene tres características especiales que le permiten superar las más grandes tormentas:

a. Su base (raíz) es sólida, le da estabilidad y la guarda de caer, aun ante tsunamis y huracanes.

Sus raíces son abundantes, muy largas, crecen horizontalmente en todas direcciones y en forma de ancla para asegurar la estabilidad del resto del árbol y para encontrar nutrientes y agua. Así es como las raíces de la palmera la sostienen ante las tormentas.

David explica su experiencia de ser sostenido al tener a Dios presente en medio de esos momentos oscuros…

Yo te bendigo por los consejos que me das; tus enseñanzas me guían en las noches más oscuras. 8 Yo siempre te tengo presente; si tú estás a mi lado, nada me hará caer. Me mostrarás el camino de la vida; me concederás la alegría de tu presencia y el placer de vivir contigo para siempre.[e] Salmos 16:7-8, 11

Las pruebas, por indeseables que sean, tienen la finalidad de forjar en nosotros convicciones, paciencia y madurez resultado de la experiencia de ver a Dios hacer milagros o verlo quitar lo necesario en nosotros.

Santiago 1:2-4,12 PDT lo explica así:

2Hermanos míos, alégrense cuando tengan que enfrentar diversas dificultades. 3Ustedes ya saben que así se pone a prueba su fe, y eso los hará más pacientes. 4 Ahora bien, la paciencia debe alcanzar la meta de hacerlos completamente maduros y mantenerlos sin defecto. 12 Afortunado el que mantiene la fe cuando es tentado, porque recibirá el premio de la vida eterna que Dios ha prometido a los que lo aman.

Las pruebas solo pueden verse y superarse de esta manera cuando las vivimos sumergidos en nuestra diaria comunión con nuestro Consejero admirable, Dios invencible, Padre eterno y Príncipe de paz…

Por eso sigue diciendo Santiago…

5 Si necesitan sabiduría, pídansela a nuestro generoso Dios, y él se la dará; no los reprenderá por pedirla. 6 Cuando se la pidan, asegúrense de que su fe sea solamente en Dios, y no duden, porque una persona que duda tiene la lealtad dividida y es tan inestable como una ola del mar que el viento arrastra y empuja de un lado a otro. 7 Esas personas no deberían esperar nada del Señor.

Esa sabiduría que necesitamos pedir equivale a entendimiento de la voluntad de Dios, en la prueba y la tentación, y la dirección que nos permitirá reaccionar adecuadamente ante ellas porque vemos a Dios con nosotros y nunca lo vemos a El injusto o incapaz.

Cuanta necesidad tenemos de esta sabiduría de Dios, y no el conocimiento imperfecto de este mundo, para tomar esas delicadas decisiones familiares, financieras, sentimentales o laborales.

Santiago en 3:17-18 nos describe aún mejor esta sabiduría que viene de Dios…

17 Sin embargo, la sabiduría que proviene del cielo es, ante todo, pura y también ama la paz; siempre es amable y dispuesta a ceder ante los demás. Está llena de compasión y del fruto de buenas acciones. No muestra favoritismo y siempre es sincera. 18 Y los que procuran la paz sembrarán semillas de paz y recogerán una cosecha de justicia.[a]

De igual manera nos advierte de tomar decisiones en medio de las pruebas con la sabiduría terrenal…

14 Pero si ustedes lo hacen todo por envidia o por celos, vivirán tristes y amargados; no tendrán nada de qué sentirse orgullosos, y faltarán a la verdad. 15 Porque esa sabiduría no viene de Dios, sino que es de este mundo y del demonio, 16 y produce celos, peleas, problemas y todo tipo de maldad. Santiago 3:14-16

Reflexionemos

  1. ¿Cuánto tiempo tomas cada día para disfrutar de Dios en oración y comunión con Su Palabra?
  2.  En tus asuntos de la vida diaria y en medio de la dificultad, ¿cuánto estas buscando la sabiduría que viene de Dios? ¿Reflejan tus decisiones y su resultado que es el Dios Admirable, invencible, todopoderoso tu fuente de consejo?

Oremos juntas

Mi Dios, Padre eterno y mi Dios invencible hoy reconozco mi necesidad de tu presencia, de tu sabiduría pura, amable y justa como fuente de vida y dirección en este momento en mi vida diaria y sobre todo en los momentos difíciles. Perdona porque no te he buscado suficiente pero hoy escojo vivir cerca de ti escuchando como me guías y me muestras un mejor camino. Te amo y te sigo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp