LA MEJOR VERSIÓN DE TI MISMA

Verso que puedes memorizar:

Salmos 27:10-12NTV  Aunque mi padre y mi madre me abandonen, el Señor me mantendrá cerca. 11 Enséñame cómo vivir, oh Señor. Guíame por el camino correcto…”

Reflexiona

Lectura Bíblica: Job 42:1-17; Salmo 27:10-12 NTV

En la semana anterior comenzamos con la primera propuesta para desarrollar “La mejor versión de ti misma” y es: Reconcíliate con tu historia.

¿Y nos preguntamos, cómo podemos reconciliarnos con nuestra historia?

Establecimos que para lograrlo era necesario interpretar nuestras experiencias de vida pasadas y presentes desde la perspectiva de Dios. Lo cual es un paso de fe en las decisiones de nuestro Dios amoroso al que servimos.

En esta semana continuaremos contestando esta pregunta con la siguiente invitación…

B. Decide Valorar todo lo que has vivido.

Los eventos de tu pasado son útiles lecciones para descubrirte a ti misma y conocer realmente a Dios y construir con El un mejor mañana.

Piensa en un evento difícil de tu vida, al que aún no le encuentras sentido, ora en este momento a Dios y pídele consuelo y revelación de una lección de vida a partir del evento.

¿Qué tal si lo pones en papel? Si, ves la línea de abajo, es la línea de tu vida. Escribe sobre ella dos eventos: uno favorable y agradable que marco tu vida para bien. Pon la fecha, y si recuerdas, la etapa en la que estabas. Ahora escribe una situación difícil que marco negativamente tu historia. Si recuerdas escribe la fecha y también en qué etapa de vida estabas.

Para terminar, bajo la línea escribe para cada evento cual crees que fue la lección más importante que aprendiste en cada situación particular.

Si logras valorar lo que viviste, difícil o agradable, como una oportunidad en Dios entonces podrás decir con Job…

“Lo que antes sabía de ti era lo que me habían contado, pero ahora mis ojos te han visto, y he llegado a conocerte.” Job 42:5

Una práctica de vida importante es agradecer y celebrar nuestra historia, los errores propios y aun las heridas recibidas, porque todo nos ha enseñado a ser mejores y a conocer mejor a Dios y buscar estar cerca de Él.

Salmos 27:10-12NTV lo expresa de la siguiente manera:

“10 Aunque mi padre y mi madre me abandonen, el Señor me mantendrá cerca. 11 Enséñame cómo vivir, oh Señor. Guíame por el camino correcto…”

¿Cómo orar por nuestras peticiones en base a la palabra de Dios?
  • Escribe tus peticiones sin temor.
  • Mientras oras recuerda algún pasaje del devocional que te impacto y léelo antes de iniciar tu oración y piensa en ese pasaje mientras pides al Señor por tus necesidades.
  • Da gracias por las bendiciones recibidas y por las que aún están pendientes y recuerda entregarte a la voluntad soberana de Dios que a veces no entendemos, pero en la que confiamos.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp