La mejor versión de ti misma

Verso a memorizar: Efesios 2:10 NTV

10 Pues somos la obra maestra de Dios. Él nos creó de nuevo en Cristo Jesús, a fin de que hagamos las cosas buenas que preparó para nosotros tiempo atrás.

Lectura Bíblica: 

Hebreos 11:1, 23-40; Efesios 2:10

  • ¿Qué puedes aprender de la lectura?
  • ¿Cómo relacionas los pasajes? 
  • ¿Cómo lo aplicas a tu vida hoy?

Recomendación de canto para adorar:

Devocional-La mejor versión de ti misma

Nos encontramos reflexionando sobre ¿Cómo lograr la Mejor versión de nosotras misma.

En primer lugar, hablamos sobre la importancia de Reconciliarnos con nuestra historia, antes de avanzar hacia el futuro. Establecimos que no podemos comenzar un nuevo ciclo sin cerrar con salud el anterior. Ahora estamos listas para ver hacia adelante. Así que…

2. Construye tu vida más allá de tus sueños.

Principio de Vida:

Dios nos ha habilitado para comenzar de nuevo en Cristo y de acuerdo a su plan vivir de manera que le glorifiquemos, siendo de bendición para muchos y para nosotras mismas.

20 Y ahora, que toda la gloria sea para Dios, quien puede lograr mucho más de lo que pudiéramos pedir o incluso imaginar mediante su gran poder, que actúa en nosotros. Efesios 3:20

¿Cómo hacerlo?
  1. Asegúrate de soñar los sueños de Dios.
     

Quien sabe que algunos sueños pueden convertirse en pesadillas. No sigas los sueños de este mundo. En ocasiones le hacemos peticiones a Dios, en los peores momentos de nuestras vidas, que gracias a su sabiduría y paciencia nos contesta con un rotundo no. ¡Gracias Señor por no dar crédito a esas oraciones!

Puedes y debes darte la oportunidad de esperar un mejor futuro para ti y los tuyos, pero todo comienza con creer y confiar en el plan maestro de Dios y seguirlo. Este es tiempo de soñar, pero el sueño de Dios acerca de ti.

Efesios 2:10 NTV 10 Pues somos la obra maestra de Dios. Él nos creó de nuevo en Cristo Jesús, a fin de que hagamos las cosas buenas que preparó para nosotros tiempo atrás.

Soñar los sueños de Dios es Vivir bajo los valores del Cielo y no los del mundo. Porque vas a sentirte tentada a buscar los placeres temporales del pecado; pero recuerda a la larga solo traen dolor y corrompen quien tu eres en Cristo.

Hebreos 11:24-26 TLA

24 Moisés confió en Dios y, por eso, cuando ya fue hombre, no quiso seguir siendo hijo adoptivo de la hija del rey. 25 No quiso disfrutar de lo que podía hacer y tener como egipcio, pues era pecado. Prefirió que los egipcios lo maltrataran, como lo hacían con el pueblo de Dios. 26 En vez de disfrutar de las riquezas de Egipto, Moisés decidió que era mejor sufrir, como también iba a sufrir el Mesías, pues sabía que Dios le daría su premio.

Porque nuestros deseos y planes pueden estar corrompidos por los patrones y perspectivas de este mundo.

«Mis pensamientos no se parecen en nada a sus pensamientos —dice el Señor—. Y mis caminos están muy por encima de lo que pudieran imaginarse. Pues, así como los cielos están más altos que la tierra, así mis caminos están más altos que sus caminos y mis pensamientos, más altos que sus pensamientos. Isaías 55:8-9

  • Recuerda y escribe un sueño, un plan, una meta que siempre has deseado cumplir y que está pendiente en tu vida.
  • Ahora evalúa, ¿es ese sueño uno que agrada al Señor, está de acuerdo con los valores que encontramos en la Biblia?
  • Escribe  “si” o “no” dependiendo de si es de acuerdo o no a los valores de Dios.
B. Sueña en grande porque los planes del Señor siempre son mayores de lo que piensas.

» Nación de Israel, agranda tu tienda de campaña, extiende las cuerdas y clava bien las estacas, porque te vas a extender de un extremo al otro. Tus hijos conquistarán muchas naciones y ocuparán las ciudades que ahora están deshabitadas. »No tengas miedo, pues no te insultarán ni pasarás vergüenza…porque Dios es tu creador y te tomará por esposa. Isaías 54:2-5

Si ese sueño o plan es conforme a la voluntad de Dios en cualquier área de tu vida: profesional, laboral, familiar, sentimental y ministerial, ¡NO TE LIMITES! ¡No tengas miedo, no te detengas, ten fe en Dios e impúlsate lejos, busca nuevas oportunidades y crece!

Oremos juntas en este momento acerca de esos sueños y planes. Pero dile al Señor que prefieres confiar en su amor, y que te enseñe como alcanzarlos. ¡Que Él te abra puertas que nadie puede cerrar!

5Confía en el Señor con todo tu corazón; no dependas de tu propio entendimiento. Busca su voluntad en todo lo que hagas, y él te mostrará cuál camino tomar. Proverbios 3:5-6

¿Cómo orar por nuestras peticiones en base a la palabra de Dios?

  • Escribe aquí tus peticiones sin temor.
  • Mientras oras recuerda algún pasaje del devocional que te impacto y léelo antes de iniciar tu oración por peticiones y piensa en ese pasaje mientras pides al Señor por tus necesidades.
  • ¡No olvides agradecer al Señor! Por su presencia contigo, su amor que no termina, y el haberte escuchado.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp