Verso a memorizar – Filipenses 3:14-15 TLA

No, amados hermanos, no lo he logrado,[c] pero me concentro únicamente en esto: olvido el pasado y fijo la mirada en lo que tengo por delante, y así 14 avanzo hasta llegar al final de la carrera para recibir el premio celestial al cual Dios nos llama por medio de Cristo Jesús.

Lectura Bíblica: Isaías 43:1-5; 2 Corintios 5:17-18; Filipenses 3:14-15

  • ¿Qué puedes aprender de la lectura?
  • ¿Cómo relacionas los pasajes?
  • ¿Cómo lo aplicas a tu vida hoy?

Recomendación de canto para adorar:

La mejor Versión de ti misma

Te animamos a apartar unos minutos, en un lugar especial, para buscar en adoración, en oración y en meditación de la palabra a tu Señor y Padre. 

Nos encontramos trabajando con la primera propuesta para desarrollar “La mejor versión de ti misma” y es: Reconcíliate con tu historia.

¿Y nos preguntamos, cómo podemos reconciliarnos con nuestra historia?

Establecimos que para lograrlo era necesario:

  1. Interpretar nuestras experiencias de vida, pasadas y presentes, desde la perspectiva de Dios.
  2. Escoger Valorar todo lo que hemos vivido.

En esta semana continuaremos contestando esta pregunta con la siguiente propuesta…

A. Perdona tus errores.

 El “hubiera hecho algo más”, “hubiera dejado ir a tiempo”, son inútiles. Te hunden en la oscuridad. No eres y nunca serás perfecta, te equivocaste antes y lo volverás a hacer.

Pero puedes SER MEJOR si te perdonas, abrazas el presente, le confías a Dios tu futuro y dejas el pasado atrás.

No, amados hermanos, no lo he logrado,[c] pero me concentro únicamente en esto: olvido el pasado y fijo la mirada en lo que tengo por delante, y así 14 avanzo hasta llegar al final de la carrera para recibir el premio celestial al cual Dios nos llama por medio de Cristo Jesús. Filipenses 3:14-15

 Si el Señor nos perdonó, porque no perdonarnos a nosotras mismas.

Escribe un asunto que aún no te has perdonado a ti misma.

 Puedes perdonarte por tus errores, aun aquellos que marcaron tu pasado. Ora conmigo perdónate y Renuncia a que marquen tu futuro.

 Parte importante de perdonar es aceptar. Que el Señor te ayude a aceptar quien eres y como eres.

Porque en mis ojos fuiste de gran estima, fuiste digno de honra, y yo te amé. No temas, porque yo estoy contigo… Isaías 43:4-5

Cuando decides amar a Dios con todo lo que eres, El sana tu forma de pensar, sentir y actuar hacia ti misma. Se nos ha mal enseñado que amar a otros y servir a Dios incluye descuidarnos y mal tratarnos. ¡No es bíblico! 

¿Crees que ya te aceptas? ¿Entonces porque te comparas, críticas y compites con otras personas?

Lucas 10:27 El maestro de la Ley respondió: —“Ama atu Dios con todo lo que piensas, con todo lo que vales y con todo lo que eres, y cada uno debe amara su prójimo como se ama a sí mismo.”

Mientras te acercas a Dios puedes aprender a amarte, cuidarte y ser feliz con quien tu eres. ¡Su amor te capacita para amarte a ti misma y a otros! El hecho de que quieres crecer y cambiar no significa que debes rechazarte.

Amarte no es sinónimo de negar tus errores. Es Amarte con conocimiento y con la expectativa de ser mejor.

B. Acepta con fe una nueva dirección y propósito.

De dónde vienes no necesariamente determina hacia dónde vas. Lo que fuiste o hiciste no determina lo que puedes Ser y hacer con tu vida.

Acepta una nueva historia en Jesús. ¡Y a partir de Jesús, comienza de nuevo!

“todo el que pertenece a Cristo se ha convertido en una persona nueva. La vida antigua ha pasado; ¡una nueva vida ha comenzado! 18 Y todo esto es un regalo de Dios, quien nos trajo de vuelta a sí mismo por medio de Cristo.”  2 Corintios 5:17-18

Ahora deja que Él te dirija. Te lleva por un nuevo camino. Te enseñe a vivir de otra manera de acuerdo a sus valores y a su plan.

Ora conmigo y dile al Señor tu Dios:

Padre gracias por amarme al punto de aceptarme tal y como hoy vengo a ti. Perdona mis pecados y de igual manera yo decido perdonarme también. No seré igual que antes, ni me apartare de ti. Toma mi vida entera. Límpiame y dame esperanza y enséñame una mejor forma de Ser, un nuevo propósito.

¿Cómo orar por nuestras peticiones en base a la palabra de Dios?

  • Escribe aquí tus peticiones sin temor. 
  • Mientras oras recuerda algún pasaje del devocional que te impacto y léelo antes de iniciar tu oración por peticiones y piensa en ese pasaje mientras pides al Señor por tus necesidades.
  • Verso bíblico a recordar mientras oras.
  • No olvides agradecer al Señor por su presencia contigo, su amor que no termina, y el haberte escuchado. Da gracias por las bendiciones recibidas y por las que aún están pendientes y recuerda entregarte a la voluntad soberana de Dios que a veces no entendemos, pero en la que confiamos.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp